4 Daños comunes que sufren los discos de freno

4 Daños comunes que sufren los discos de freno

16/06/2017 5:32pm

La mayoría de los conductores piensan que los discos de frenos son piezas que deben cambiarse a largo plazo, aunque exista la opción de rectificar la superficie, la vida de esta pieza dependerá del tipo de conducción que tengas, de la zona donde transitas a diario y la fuerza de la frenada.

Además, esta pieza metálica tiene contacto con el calor cuando las pastillas friccionan sobre ellos para detener el vehículo ante una situación, a raíz de esto se debilita la superficie ocasionando cualquier daño. Los más comunes son:

Alabeado: Se produce por un sobrecalentamiento en la superficie del disco provocando una deformación o hundimiento, esto provoca vibraciones y la disminución de la fuerza en la frenada. Normalmente ocurre cuando se pisa el freno constantemente o en una frenada a alta velocidad porque el calor sobrepasa lo que puede resistir el material.

Este daño se puede reparar rectificando la superficie, sin embargo, primero medimos que tan profundo está el daño para evitar sobrepasar el espesor mínimo del disco, de lo contrario se cambia a una pieza nueva.

Disco alabeado

Rayado: Cuando se acciona el pedal y existe un cuerpo extraño (polvo, piedras o suciedad) entre las pastillas y el disco se forman rayas sobre toda la superficie, esto causa ruidos o chillidos al frenar. En estos casos, rectificamos el disco para mejorar la zona de fricción.

Disco rayado

Rotura: Existen en todos los tipos de disco, pero los que más presentan estos daños son los perforados. A pesar de su sistema para disipar el calor internamente, pueden verse afectados en las frenadas de emergencia cuando se evita su mantenimiento.

Disco con rotura

Cristalización: Otra causa que se genera por el calor de la fricción. Ambas piezas se tornan brillantes en sus superficies porque al derretirse la resina del disco se forma una capa que evita un rozamiento òptimo, a su vez, aparecen pequeñas fisuras que terminan debilitando la resistencia del disco.

Disco cristalizado

En el mercado existen diferentes tipos de discos que se adaptan a las necesidades de los vehículos, como también, la tecnología permitió mejorar el sistema con características que ofrecen mayor resistencia para disipar el calor hacia la atmósfera porque de lo contrario el sistema colapsaría.

Los ventilados tienen aletas entre dos pistas que permiten reducir el calor, como también los perforados, pero estos tienen pequeños agujeros en la superficie. Esto es muy importante porque el calor que se transfiere a la rueda y a la goma del neumático es menor, consiguiendo así que no sufra en exceso, también se evita la deformación de los discos al reducirse las tensiones térmicas. A diferencia de los macizos, los que tiene una sola pista o un solo disco, conservan mucho más las altas temperaturas en su interior.

Tipos de disco de freno